El Capitolio. 22 de abril de 2019 – Tas recibir el apoyo de la Corporación Pública para la Supervisión y Seguro de Cooperativas de Puerto Rico (COSSEC), la Comisión de Desarrollo Cooperativo de Puerto Rico y el Departamento de Educación, el Senado aprobó hoy el Proyecto de Senado Núm. 1139, radicado por el portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, que busca fortalecer las Cooperativas Juveniles Escolares.

“Me complace sobremanera que en este asunto medular para el desarrollo económico del país y la formación integral de nuestra niñez, no solo el Senado de Puerto Rico haya aprobado el P. del S. 1139, sino que previamente la mediada hubiese recibido el apoyo de importantes agencias gubernamentales y entidades vinculadas al cooperativismo”, afirmó el senador y Secretario General del PIP. “El cooperativismo ha demostrado ser uno de los sectores de mayor fortaleza, dinamismo y sustentabilidad de la economía puertorriqueña, por lo que es vital promoverlo desde temprana edad”, añadió Dalmau Ramírez.

La medida impulsada por el senador pipiolo detalla que durante el año fiscal 2017-2018, aún con los trastornos demográficos y económicos sufridos por el país tras el paso de los huracanes Irma y María, las Cooperativas Juveniles Escolares se mantuvieron a flote. Estas “agruparon a 25,891 socios, emplearon a 127 personas, generaron un volumen de negocio de $3,871,000, reflejaron una participación de los socios de $2,122,000 (en términos de capital, reservas y sobrantes) y contaron con $2,484,000 en activos totales”.

“La política pública del Gobierno de Puerto Rico es clara en cuanto al sitial prioritario que el modelo cooperativo tiene en nuestra economía. Las cooperativas juveniles, en particular, ofrecen un espacio donde los jóvenes ensayan valores y destrezas como el respeto por los demás, la solidaridad, el trabajo en equipo, la responsabilidad, el liderazgo y la toma de  decisiones. De hecho, la experiencia demuestra que las cooperativas juveniles escolares propician la retención del estudiantado en el entorno escolar, lo cual redunda en bajas en la incidencia de deserción escolar y fomentan el desarrollo parlamentario del estudiantado, así como el entrenamiento en administración de empresas, entre otras virtudes. Por esto es importante que insistamos en la expansión de un programa que sí funciona y le sirve bien al país”, sentenció Dalmau Ramírez.