­

Propone alternativa contra el cierre de escuelas

por: Inter News Service – hace 30 minutos

Legisladores del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) reiteraron que el cierre de planteles es injustificado.

San Juan, 8 abr (INS).- Ante el cierre de 283 escuelas anunciado recientemente por el Departamento de Educación (DE), los legisladores del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) propusieron una ley que establezca una reducción en el número de estudiantes por salón.

El senador Juan Dalmau Ramírez y el representante Denis Márquez Lebrón, junto a un grupo de una de las comunidades escolares afectadas y líderes de varios gremios magisteriales, hicieron la contrapropuesta, que a su juicio “evitaría el cierre injustificado de planteles, el despido o traslado indiscriminado de maestros y garantizaría el aprovechamiento académico de los estudiantes”.

“Como quien dirige el DE proviene de Estados Unidos y los que controlan el gobierno son propensos a emular todo lo que allá hacen, les recuerdo que al menos 36 Estados de la federación estadounidense han impuesto topes máximos al número de estudiantes que pueden ubicarse por salón en las escuelas públicas”, puntualizó el senador.

Añadió que “algunos, como Florida, lo han hecho por disposición constitucional. La razón es muy sencilla: los estudios han mostrado consistentemente que un número menor de estudiantes por salón redunda en mayor calidad educativa, mayor aprovechamiento académico y menor tasa de deserción escolar”.

Dalmau Ramírez reveló que “las estadísticas apuntan a que, en Estados Unidos, el número promedio de estudiantes por grupo para los cursos del currículo regular se encuentra entre 16 y 19”.

“Aquí en Puerto Rico, estudios recientes señalan que las primeras 10 escuelas con mejor aprovechamiento académico son escuelas que no sobrepasan los 20 estudiantes por salón (el número de estudiantes fluctúa entre 12 y 17). No obstante, el promedio global de estudiantes por salón es de más de 30 alumnos”, aseveró.

El Proyecto del Senado 875 “establecería un número máximo de estudiantes por salón en las escuelas públicas, formulando una nueva política pública atemperada al contexto académico y laboral de los mejores sistemas educativos a nivel internacional”.

Sin embargo, subrayó, “el gobierno -el actual y el pasado- en lugar de impulsar una política pública dirigida a estos efectos, está haciendo todo lo contrario cuando determinó cerrar de manera indiscriminada e insensible cientos de escuelas”.

“La política pública sobre el cierre de escuelas es una política de ‘a montón por chavo’. La pasada y la actual administración han usado la merma en la población de Puerto Rico como excusa para el desmantelamiento de nuestro sistema educativo”, argumentó el legislador.

Y agregó que “mi propuesta persigue utilizar esta merma poblacional como una oportunidad de valor incalculable para reconsiderar la organización de nuestras escuelas y preparar entornos dirigidos a incentivar un mayor aprovechamiento académico entre el estudiantado”.

“Mi propuesta busca poner fin al hacinamiento en nuestros salones de clase, enfatizando en la calidad de la atención que el maestro presta por estudiante. Además esta propuesta protege los empleos de los maestros”, sentenció Dalmau.

La medida establece que, con el fin de que las escuelas públicas ofrezcan servicios educativos de la mejor calidad, el Departamento de Educación hará las provisiones necesarias para que al inicio del año escolar 2018-2019 se reorganicen las escuelas de manera tal que el número máximo de estudiantes asignados a cada curso del currículo básico (español, inglés, ciencias, matemáticas y estudios sociales e historia) no exceda los máximos establecidos a continuación:

En los grados de Pre-Kindergarten a Tercero: 18 estudiantes.

En los grados de cuarto a sexto: 20 estudiantes.

En los grados de séptimo a noveno: 22 estudiantes.

En los grados de décimo a duodécimo: 24 estudiantes.

“El propio gobierno ha reconocido que el cierre de escuelas no representa un ahorro significativo. Pues (entonces) mantengamos las escuelas abiertas, garanticemos mejor calidad educativa y protejamos la estabilidad laboral de la clase magisterial”.

Mientras, Denis Márquez Lebrón expresó que “si con los cierres de escuelas anteriores la Cámara no asumió un contrapeso contundente ante dicho atropello a la educación, con este nuevo fajazo de 283 planteles llegó el momento de que la mayoría parlamentaria dé paso a mi iniciativa para interpelar a la secretaria de Educación, como vengo exigiendo desde hace más de un año”.

“Vamos a exigirle a la empresaria que dirige el Departamento de Educación que rinda cuentas. Por nuestra parte estaremos del lado de las comunidades escolares y exigiremos vistas públicas para cada plantel que se proponga cerrar y todos los informes del DE que concluyeron la necesidad del cierre de escuelas”.