ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO

 

18 va Asamblea 1 ra Sesión

Legislativa          Ordinaria

 

SENADO DE PUERTO RICO

P. del S. 472

5 de mayo de 2017

Presentado por el señor Dalmau Ramírez

Referido a las Comisiones de Salud Ambiental y Recursos Naturales; y de  Banca, Comercio y Cooperativismo

 

LEY

 

Para prohibir que los establecimientos dedicados a la venta o despacho de comidas o bebidas que vendan o despachen comida o bebida en productos desechables de poliestireno expandido “foam”; y exigir que utilicen productos desechables reciclables.

 

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

 

El poliestireno expandido, comúnmente conocido como ‘’foam” o EPS (por sus siglas en inglés), es un material plástico celular y rígido, fabricado a partir del moldeo de perlas pre-expandidas de poliestireno expandible o uno de sus copolímeros, que presenta una estructura celular cerrada y rellena de aire. Este material es normalmente utilizado en la producción de empaques para transporte ya que suele ser muy liviano, resistente, y además, puede ser diseñado para amoldarse a la forma del producto.  Es utilizado comúnmente en los restaurantes o negocios dedicados al despacho de comida y bebida porque actúa como aislante térmico y evita el crecimiento de hongos o bacterias en los alimentos.  En los últimos años, se ha visto una tendencia de prohibir el uso de productos fabricados con este material porque es sumamente dañino para el medioambiente y para las personas.  Diversos estudios han demostrado que la producción de esta espuma libera sustancias químicas perjudiciales a la atmósfera y aumenta los gases de efecto invernadero.

Otra de las razones que hacen que el EPS sea tan dañino para el ambiente es que tarda años en descomponerse y es muy difícil de reciclar porque su polimeración no es reversible, o sea, no puede transformarse en algo nuevo, aunque puede reutilizarse.  La preocupación por los efectos dañinos de este material ha llevado a algunas ciudades y estados de los Estados Unidos a prohibir o limitar su uso.  La capital federal Washington D.C. prohíbe la venta de comida o de bebida en envases de poliestireno expandido, además, la Asamblea Legislativa del estado de Nueva York actualmente considera un proyecto de ley para prohibir el uso de envases de poliestireno en restaurantes, en camiones de comida y en vendedores ambulantes.

En Puerto Rico, muchos establecimientos dedicados a la venta de comida y bebida, comúnmente utilizan productos desechables fabricados de poliestireno expandido o “foam’’.  Estos establecimientos generan a diario toneladas de desperdicios sólidos que van a parar a nuestros vertederos.  Existen en el mercado alternativas menos perjudiciales para el medioambiente y el ser humano, como por ejemplo, aquellos productos elaborados de material reciclable.  Según la Ley Núm. 70-1992, según enmendada, conocida como “Ley para la Reducción y el Reciclaje de Desperdicios Sólidos en Puerto Rico’’, en Puerto Rico pueden reciclarse materiales como el cartón, el papel, el plástico y el vidrio, entre otros. 

Por lo anterior, esta Asamblea Legislativa entiende necesario prohibir el uso de productos desechables de poliestireno expandido “foam’’ en establecimientos de venta o despacho de comida y bebida; y requerir el uso de productos desechables que sean reciclables.  En esta forma, esta Asamblea Legislativa, reafirma su intención de crear iniciativas que ayuden a preservar el medioambiente y que redunden en beneficio para la salud de todos los puertorriqueños.

 

DECRÉTASE POR LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DE PUERTO RICO:

Artículo 1.– Esta Ley será conocida como “Ley para prohibir la venta y despacho de comida o bebida en productos fabricados con poliestireno expandido o ‘’foam’’. 

Artículo 2.– Para fines de esta Ley, los siguientes términos tendrán el significado que se expresa a continuación:

  • Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS)  agencia gubernamental creada al amparo de la Ley Núm. 70 de 23 de junio de 1978, según enmendada, conocida como “Ley de la Autoridad de Desperdicios Sólidos en Puerto Rico”, o su sucesora en derecho.

  • Establecimiento de comida  cualquier lugar o negocio que reciba más del 90% de su ingreso de la venta de bebida o comida preparada, para ser ingerida en el local o fuera de éste. El término incluye restaurantes, panaderías, cafeterías, quioscos, vendedores ambulantes y ‘’food trucks’’.

  • Materiales reciclables  materiales potencialmente procesables y reutilizables como materia prima para la elaboración de otros productos. En específico, los siguientes: papel, plástico, vidrio y cartón.

  • Municipio  Cualquiera de los municipios del Gobierno de Puerto Rico, sus corporaciones, agencias o instrumentalidades.

  • Poliestireno o poliestireno expandido  comúnmente conocido como ‘’foam”, o EPS por sus siglas en inglés, material plástico celular y rígido, fabricado a partir del moldeo de perlas pre-expandidas de poliestireno o uno de sus copolímeros. Es muy liviano, resistente, y utilizado comúnmente en restaurantes o negocios dedicados a la venta o despacho de comida y bebida. Actúa como aislante térmico y evita el crecimiento de hongos o bacterias.

  • Productos desechables  todos los utensilios  que se utilizan para servir o consumir comidas preparadas, bebidas o sobras de comida ‘’leftovers’’, que suelen utilizarse sólo una vez antes de desecharse. Esto incluye envases, platos, vasos, bandejas, tapas, cubiertos, servilletas, sorbetos, entre otros. 

  • Separación en la fuente de origen  clasificación sistemática de los desperdicios sólidos en el lugar donde se generan tales desperdicios. 

Artículo 3.  Declaración de Política Pública 

Será la Política Pública del Gobierno de Puerto Rico establecer e implementar  medidas económicamente viables para proteger el medioambiente y lograr la reducción de los desperdicios sólidos que terminan en los sistemas de relleno sanitario de nuestra isla.  Para lograrlo, es necesario prohibir el uso del poliestireno expandido en los establecimientos de comida y fomentar el uso de productos fabricados con materiales reciclables. 

Artículo 4.  Periodo de Orientación 

Una vez aprobada esta Ley, la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS) y los municipios, se encargarán, en conjunto o por separado, de realizar un programa educativo y de orientación dirigido a informar a la comunidad en general sobre la implementación de esta Ley y la importancia de evitar el uso de utensilios desechables de poliestireno expandido o ‘’foam’’, y alentarán el uso de productos desechables reciclables en los establecimientos de comida o bebida.

Para la difusión de este programa de orientación se utilizarán medios tradicionales como la radio, televisión, prensa escrita, así como medios no tradicionales como las redes sociales, carteles, “billboards”, ‘’bus shelters”, entre otros. Además,  se colocarán avisos en la mayor cantidad de lugares posibles, tales como: escuelas, hospitales, agencias gubernamentales, hoteles, centros comerciales, supermercados, colecturías y centros judiciales. Las agencias del Gobierno de Puerto Rico, informarán a la comunidad en general sobre la aprobación de esta Ley, sus implicaciones y sus responsabilidades sociales. Los municipios deberán orientar a los establecimientos de comida que se encuentren dentro de sus límites jurisdiccionales sobre la aprobación e implementación de esta Ley y sobre la prohibición de utilizar productos de poliestireno expandido para vender o despachar comida o bebida. Así mismo, deberán orientarles sobre su obligación de utilizar productos desechables reciclables en lugar de productos desechables de poliestireno expandido. Los municipios deben orientar a los establecimientos de comida dentro de su jurisdicción sobre sus responsabilidades en cuanto a la separación y clasificación de los desperdicios de materiales reciclables en la fuente de origen que se generen en sus locales. Este Programa de Orientación comenzará su difusión no más tarde de treinta (30) días a partir de la aprobación de la presente Ley, y será realizado como mínimo, durante un periodo continuo de doce (12) meses.

Artículo 5.  Prohibición

Durante el periodo de doce (12) meses de aprobada esta Ley, los establecimientos de comida, dentro de los límites territoriales de Puerto Rico, podrán agotar el inventario de productos desechables de poliestireno expandido o ‘’foam” que tengan. Luego de doce (12) meses de aprobada esta Ley y de haberse completado el Periodo de Orientación dispuesto en ésta, todo establecimiento de comida, dentro de los límites territoriales de Puerto Rico, no podrá vender o despachar comida preparada o bebida, en productos desechables fabricados de poliestireno expandido. En sustitución, se utilizarán productos desechables fabricados con materiales reciclables. 

En este periodo de tiempo, luego de transcurridos doce (12) meses de aprobada esta Ley, y por un periodo de seis (6) meses, aquellos establecimientos de comida que incumplan con lo aquí dispuesto, recibirán una notificación de falta que advertirá sobre la violación a la Ley. Esta notificación no conllevará penalidades o multas. La notificación deberá indicar la fecha en que habrá de imponerse el boleto por falta administrativa con penalidad, de encontrarse una violación a lo dispuesto en esta Ley. 

Será responsabilidad de cada establecimiento de comida preparar y orientar a sus empleados para que conozcan sobre la prohibición, cumplan con esta Ley y fomenten el uso de productos desechables reciclables en sustitución de aquellos de poliestireno expandido. 

Artículo 6.  Violaciones a esta ley; disposiciones aplicables

Se prohíbe a todo Establecimiento de comida o bebida, vender y despachar comida preparada o bebida, en productos desechables fabricados con poliestireno expandido, sin importar si serán ingeridas en el local o fuera de este.  

      Ningún establecimiento de comida podrá vender ni despachar comida preparada o bebida en productos desechables que no estén fabricados con  materiales reciclables.

Cualquier violación a las disposiciones de esta Ley que ocurra luego de vencido el término de seis (6) meses dispuesto en el Artículo 5 de esta Ley, será sancionada con una multa no menor de quinientos dólares ($500.00) ni mayor de mil dólares ($1,000.00).

Artículo 7.  Separación en la fuente de los desperdicios de materiales reciclables 

Todo establecimiento de comida o bebida tomará las medidas necesarias para que los desperdicios o desechos de materiales reciclables que se generen en su local sean debidamente separados y clasificados en la fuente de origen. 

Artículo 8.  Disposiciones relacionadas a los municipios

Será responsabilidad de los municipios cumplir con las disposiciones de la Ley Núm. 70-1992, según enmendada, conocida como “Ley para la Reducción y el Reciclaje de Desperdicios Sólidos en Puerto Rico” a los fines de facilitar la disposición de los desperdicios de materiales reciclables que se generen en los establecimientos de comida. 

Dentro del periodo de doce (12) meses de aprobada esta Ley, los municipios deberán aprobar las ordenanzas municipales que entiendan necesarias para asegurar el fiel cumplimiento con las disposiciones de la misma. Aquellos municipios que aprueben ordenanzas a los fines de ampliar las disposiciones y prohibiciones contenidas en la presente Ley tendrán jurisdicción concurrente con la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS) y coordinarán con esta las inspecciones sobre el cumplimiento de esta Ley por parte de los establecimientos de comida o bebida dentro de su jurisdicción. El monto recaudado mediante las multas impuestas a los establecimientos de comida o bebida que ubican en la jurisdicción de municipios con ordenanzas aprobadas a tenor con los fines de esta Ley, se dividirán entre la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS) y el municipio. En este caso, se informará de la imposición de estas multas administrativas a las Oficinas de Patentes Municipales, Oficina de Finanzas y al Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) de cada municipio. Aquel establecimiento de comida cuyas infracciones no sean pagadas en su totalidad, no podrán renovar sus patentes municipales hasta tanto salden las mismas.

 En caso de que el municipio no haya aprobado ordenanzas a tenor con los fines de esta Ley, el monto de la multa recaudada corresponderá en su totalidad a la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS). 

Artículo 9.  Reglamentación

La Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS) deberá, dentro de los 60 días siguientes a la aprobación de esta Ley, adoptar las reglas y reglamentos necesarios para poner en vigor las disposiciones aquí establecidas conforme a las secs. 2101 et seq. del Título 3, conocidas como “Ley de Procedimiento Administrativo Uniforme”.

Artículo 10.  Cláusula de Separabilidad

Si alguna clausula, párrafo, artículo, o parte de esta Ley fuera declarada nula o inconstitucional por un Tribunal con jurisdicción competente, tal sentencia o resolución dictada al efecto no invalidará las demás disposiciones de esta Ley.

Artículo 11.  Vigencia

Esta Ley entrará en vigor inmediatamente después de su aprobación.