San Juan, puerto Rico. 15 de abril de 2020. – El portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño, Juan Dalmau Ramírez, reaccionó hoy a la determinación de la juez Federal Laura Taylor Swain que deja sin efecto la aplicación de la Ley 29 para garantizar el pago de retiro y del plan de salud para los municipios, entre otras asignaciones para las operaciones de las alcaldías. Al tiempo que le exigió al liderato político del PNP y del PPD no seguir arrodillados.
“Hoy Puerto Rico enfrenta una nueva humillación colonial. Los alcaldes del Partido Popular y del Penepé lloran como infantes lo que no han sabido defender como adultos. Ambos partidos han promovido  la injerencia federal en Puerto Rico. En lugar de defender nuestra dignidad ante el régimen colonial, han sido históricamente unos acólitos incondicionales del gobierno norteamericano. Lo que demuestra esta determinación es que el alto costo que se paga por el colonialismo es la pobreza extrema. Esta determinación es una muestra más de que en Puerto Rico no existe un régimen democrático, sino un orden violatorio de los Derechos Humanos por parte del gobierno de los Estados Unidos, que impone como resultado de un régimen de subordinación política una Junta de Control Fiscal. Mi llamado al liderato popular y del penepé es que, en lugar de continuar con su actitud de sometimiento, se pongan de pie y reclamen, cómo deben reclamar todos los pueblos del mundo, el respeto a la soberanía nacional”, sentenció el también candidato a la gobernación del PIP.