Capitolio. 4 de noviembre de 2019. – A 10 días del cierre para la aprobación de medidas de la actual Sesión Legislativa, el portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, advirtió que el país enfrenta la amenaza de que sean consideradas de manera atropellada y a la trágala tres medidas que han sido producto del oscurantismo legislativo y las peores costumbres de exclusión ciudadana.

“El P. del S. 1314, para el cual solo se hizo una vista pública en verano, con oposición generalizada, busca cambiar las reglas del proceso electoral a pocos días del inicio de radicación de candidaturas y a un mes y medio del inicio del año electoral. El proyecto trastoca de manera arbitraria los pilares de un sistema electoral que por décadas ha velado por garantizar la inclusividad con participación de las minorías y establece un régimen que carga los topos a favor de la administración de turno”, sentención el senador del PIP, quien fue Comisionado Electoral de la colectividad.

El legislador independentista también levantó bandera sobre los riesgos de que se aprueba el P. de S. 1333. A su juicio, padece de la misma visión excluyente del PS 1314, ya que con la enmienda propuesta a la Ley de Municipios Autónomos excluiría el equivalente de los mecanismos de representación de minorías, y haría imposible la presencia de un tercer partido como el PIP en las legislaturas municipales.

“En lugar de ampliar la participación de todos los sectores a base de un mecanismo de representación proporcional, se pretende eliminar el espacio que actualmente se le reconoce al tercer partido por el voto obtenido.  Ambos proyectos demuestran la actitud anti independentista prevaleciente en los procesos de representación electoral de parte del partido de gobierno, un PNP herido en su credibilidad ante la opinión pública, al asumir como dogma o consigna la práctica que algunos de ellos mismos han calificado como el banquete total” puntualizó Dalmau Ramírez.

Otra medida que preocupa al Portavoz del PIP en el Senado es el Proyecto de la Cámara 1654, el cual crea un nuevo Código Civil. “Sería un acto de suprema irresponsabilidad legislativa el que, a 10 días del cierre para la aprobación de medidas de la actual Sesión, se apruebe un proyecto, que no ha sido llevado a vista pública ni evaluado en el Senado, que altera peligrosamente las relaciones jurídicas de contratos, herencias, propiedad y relaciones de familia, entre otros”, manifestó.

“Aprobar estos tres proyectos tendrá un impacto peligroso en grandes sectores de nuestra sociedad”, concluyó el senador Juan Dalmau.