San Juan, Puerto Rico. 17 de agosto de 2020 – “Estamos viviendo una situación sin precedentes en nuestra historia electoral. Le escribo porque las circunstancias exigen del liderato político alcanzar un entendido que permita al país recuperar la confianza en el proceso electoral”. Mediante el envío de una carta a los presidentes de los partidos el candidato a la gobernación por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, lanza un puente al resto del liderato político del país, en la que le presenta unos puntos cardinales para un entendido político que logre devolverle la confianza al pueblo en nuestro sistema electoral.
“El fracaso en la ejecución del proceso electoral en las primarias creó un enorme golpe a la credibilidad del sistema electoral, peor que el de 1980, cuando severas irregularidades en el escrutinio de votos laceraron la confianza del país en los resultados de las elecciones generales. En las primarias recién celebradas los electores no pudieron ejercer el voto. No existe precedente en nuestra historia de semejante violación a los derechos electorales de los puertorriqueños”, puntualiza Dalmau Ramírez en su comunicación.
La crispación social vivida en las elecciones de 1980 como resultado de la interrupción en la comunicación de resultados electorales llevó a los partidos políticos en aquel entonces a sentarse en una misma mesa y rediseñar el sistema electoral, con una estructura que hasta hace pocas semanas gozó de certeza, pureza y garantías de confiabilidad.
“El trastoque de ese diseño con la aprobación de la mal llamada Reforma Electoral, sumado a la incapacidad de personajes específicos como el presidente de la Comisión Estatal de Elecciones y los Comisionados Electorales del PNP y el PPD, exige que designemos unos representantes de cada partido para que se reúnan de manera urgente para conjuntamente y de forma consensuada, tracen un plan de cara a las Elecciones Generales que le ofrezca al país garantías de pureza y confiabilidad nuevamente en el proceso electoral”, subraya en su misiva el también Portavoz del PIP en el Senado.
Los puntos cardinales que Juan Dalmau propone como parte del entendido político para lograr devolverle la confianza al país en nuestro sistema electoral son:
1.          Exigir la renuncia del actual Presidente de la Comisión Estatal de Elecciones y en su defecto, encaminar de manera conjunta el proceso de destitución que contempla la Ley por medio de los tribunales.
2.         Seleccionar a un sucesor del Presidente con el apoyo unánime de los Comisionados Electorales.
3.         Exigir a la gobernadora convocar la celebración de una Sesión Extraordinaria en la que se lleve a votación un proyecto de Ley para derogar la Ley 58-2020, conocida como “Código Electoral del 2020” y se restituya el lenguaje del anterior Código Electoral.
4.        Acordar que la Comisión Estatal de Elecciones se convoque en sesión permanente para asegurar el cumplimiento estricto del CalendarioElectoral yque se trabaje de forma rigurosa y eficiente el cumplimiento con los preparativos administrativos y electorales de cara a las Elecciones Generales el próximo 3 de noviembre.
“Reitero mi llamado al consenso para devolverle al país la esperanza y la confiabilidad en nuestro sistema electoral”, concluye Juan Dalmau su comunicación.