Capitolio- 5 de septiembre 2019- Para el Portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, resulta indignante y vergonzoso la actitud de sumisión asumida por la Gobernadora frente a la Junta de Control Fiscal (JCF), al punto de no atreverse a confrontar directamente al ente fiscal y optar por mostrar sus cartas por voz de Omar Marrero tercer Director Ejecutivo de la Autoridad Asesoría Financiera y agencia fiscal. La Gobernadora asume una actitud de sumisión frente a la Junta de Control Fiscal (JCF)

“La actitud que describe el señor Marrero de la Gobernadora con respecto a la JCF es de sumisión, sencillamente  ‘mediar’ aunque eso signifique para  el pueblo el negarle servicios  esenciales y  necesarios. Con su actitud camaleónica, la Gobernadora,  por una parte, muestra incertidumbre con respecto al recorte de las pensiones  así como  con la posible eliminación  del pago del bono navideño, que resulta ser complemento salarial importante  para una clase trabajadora empobrecida. Por otra parte, muestra certeza en lo negativo para el país, como lo es plegarse a los  términos del acuerdo de la AEE y  continuar con la política de privatización de servicios energéticos y servicios esenciales que impulsaba Ricardo Rosselló, sentenció el Senador Independentista”.

Finalmente, el también Secretario General del PIP  condenó el  que la Gobernadora haya  dicho que no impugnará  la validez de las determinaciones y acciones de la JCF en los pasados tres años.

“La Gobernadora se  allana así a la posición que ha  asumido el ente fiscal federal que es compartida por el liderato del Partido Popular (PPD) en su comparecencia ante el Tribunal Supremo Federal. Ciertamente,  Wanda Vázquez ha mostrado sus cartas y sus cartas son todas de complacencia y sumisión ante la Junta de Control Fiscal, dando la espalda al mejor interés del pueblo de Puerto Rico”:,  concluyó el Senador Juan Dalmau.