“Una vida bien vivida es aquella en la que se ha sabido sembrar para la cosecha de valores superiores a nuestra existencia física”

Por Juan Dalmau Ramírez, senador por acumulación del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP)

El diagnóstico de cáncer de mi hijo Gabriel Enrique cayó como un rayo; repentino y destructivo.

Recuerdo estampas borrosas, sólo momentos. No olvido la incredulidad, la rabia, la impotencia y sobre todo la soledad. ¿Por qué a Gabriel? ¿Por qué a nosotros? ¿Por qué a mí?

Luego del diagnóstico comenzó un proceso para enfrentar la enfermedad y reconstruir. Hoy Gabriel camina la ruta a su sanación de manera exitosa, pero el camino ha sido duro y lleno de emociones.

Hemos podido enfrentar este proceso con entereza y equilibrio gracias a la fortaleza de Gabriel y al amor y apoyo solidario de muchas personas. Cada mensaje tiene un valor especial. Pero el de Papo Brenes, enfrentando en ese momento su batalla contra el cáncer, tuvo un impacto particular.

“SALUDOS Y BENDICIONES. ES PAPO BRENES. NO TE HABIA ENVIADO UN MENSAJE ANTES RESPETANDO QUE NECESITABAS UN ESPACIO PARA ASIMILAR TAN INESPERADA SITUACION. EN FIN, SOLO PARA QUE SEPAS QUE MI FAMILIA Y TODO PUERTO RICO ESTA CONTIGO Y LOS TUYOS. MUCHA FE Y POSITIVISMO, HERRAMIENTAS QUE HAN SIDO VITALES PARA YO MANTENERME EN PELEA CONTRA UN CANCER TERMINAL. YA VERAS QUE GABRIEL VENCERA ESTA PRUEBA CON EL APOYO Y LAS ORACIONES DE TODOS EN ESTE PAIS. ADEMAS, LOS MILAGROS EXISTEN Y YO SOY PRUEBA DE ELLO. DIOS LOS CUIDE, ESTE ES MI NUMERO TELEFONICO Y SI EN ALGO PUEDO AYUDARLES CUENTEN CONMIGO.”

Siempre agradeceré su mensaje enviado en el momento oportuno. Hoy lo comparto porque el mensaje es tanto para mí, como para todos aquellos que continúan batallando.

Esta mañana, Keyla Hernández -otro ejemplo de lucha y fe- tuvo que domar un huracán de emociones al dar la noticia de la partida terrenal de Papo Brenes. Con la fuerza espiritual de quien despide a un batallador sentenció: “que no se diga que Papo perdió. ¡Papo perdió nada!”

Así es. Una vida bien vivida es aquella en la que se ha sabido sembrar para la cosecha de valores superiores a nuestra existencia física. El cariño, el afecto y el amor son imperecederos, lo demás es efímero. Y cuando se ha sembrado así, el tránsito a la vida eterna es un viaje triunfal.

A la familia de Papo, particularmente a Josué, mi solidaridad.

Enlace http://www.primerahora.com/noiticas/puerto-rico/blog/el-desahogo/posts/elviajetriunfaldepapo-1211078/