El senador del PIP participó en un foto en la Universidad de Georgetown

El Nuevo Día 9 de marzo 2018

 

Washington – En un foro en la Universidad de Georgetown y reuniones en el Congreso, el senadorJuan Dalmau acentuó esta semana  que, en este momento de crisis, los esfuerzos por encaminar el desarrollo económico de Puerto Rico deberían estar atados más que nunca a un proceso de descolonización.

 

Y considera que en Washington así lo entienden.

 

“Naturalmente, la atención está en la crisis fiscal y la devastación causada por el huracán María, y los problemas de transparencia sobre cómo el gobierno maneja el proceso de recuperación”, dijo Dalmau, secretario general del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP).

 

Pero afirmó que “hay conciencia de que cualquier solución permanente de los temas de desarrollo económico y crisis fiscal, se tiene que atar con el tema del status”.

 

Por invitación del Center for the Advancement of the Rule of Law in the Americas, de la Escuela de Derecho de la Universidad de Georgetown, Dalmau fue panelista el lunes de una conferencia ante profesores y estudiantes sobre la situación colonial de Puerto Rico y la crisis fiscal.

 

El martes, tuvo reuniones en el Congreso con funcionarios republicanos y demócratas vinculados al debate sobre el futuro político de Puerto Rico.

 

En Georgetown, dijo, tuvo la oportunidad de hablarles a “futuros creadores de política pública” y a profesores sobre la agenda necesaria en Puerto Rico desde la perspectiva independentista, y la importancia de una “recuperación sensata” después de la devastación causada por el huracán María y la depresión económica de los últimos 12 años.

 

A funcionarios del Congreso, les advirtió que el atolladero en que se encuentra la isla  recalca que “el momento es ahora” para estimular que el gobierno federal se vincule con un verdadero  proceso de descolonización, paralelo a los planes de reconstrucción.

 

Pese a que bajo la ley Promesa, la Junta de Supervisión Fiscal que controla las finanzas públicas – incompatible con un cambio de status-, estaría en funciones por lo menos hasta 2026, el senador Dalmau destacó que un proceso que encamine la descolonización de la isla, “no es incompatible”.

 

Ante el fracaso del pasado plebiscito, “corresponde al Congreso definir la viabilidad de las  opciones, una vez Puerto Rico repudió (en 2012) la condición territorial”, indicó.

 

“¿Es viable la estadidad? ¿Es viable un estado latinoamericano, caribeño y en quiebra? ¿Están dispuestos a convertirse en un país binacional? ¿Cuáles son los términos de la libre asociación? En el caso de la independencia, aunquees un derecho inalienable, no hay duda de que hace falta que el Congreso defina también el proceso de transición negociado con el pueblo de Puerto Rico para una independencia económicamente adecuada y políticamente estable”, agregó el senador Dalmau.

 

Tras la falta de respuesta al plebiscito criollo de junio pasado, el senador independentista exhortó al gobernador Ricardo Rosselló – con quien el liderato del PIP tiene pendiente una reunión-, a reconocer que “los esfuerzos unilaterales están destinados al fracaso” y que más allá de alguna posible audiencia en el Congreso, nada pasará.  “El gobernador accedió a la imposición del Departamento de Justicia de incluir la colonia como opción y eso produjo el fracaso, con la participación electoral más baja en un plebiscito en la historia política del país”, agregó.

 

El PIP mantiene su respaldo a la convocatoria a una Asamblea de Status y al proyecto 900 de la Cámara de Representantes de EE.UU., presentado por el congresista demócrata Luis Gutiérrez (Illinois), para que el Congreso promueva un referéndum entre la independencia y la libre asociación.

 

No obstante, reconoce que esas no son alternativas que encuentran eco en el Partido Nuevo Progresista (PNP), que persigue que el Congreso le ofrezca a Puerto Rico ser el estado 51 de EE.UU.

 

Dalmau piensa que sigue abierta la posibilidad de retomar un plebiscito como el que originalmente propuso el gobernador Rosselló, una consulta entre la estadidad y la soberanía (libre asociación e independencia).

 

Al expresar interés en retomar las discusiones con los distintos sectores políticos de la Isla mientras se demanda acción al Congreso, Dalmau afirmó que “se requiere apertura, diálogos y acciones concertadas de los sectores que apoyan alternativas no territoriales y no coloniales”.

 

Enlace

https://www.elnuevodia.com/noticias/politica/nota/dalmaupromueveenwashingtonrevivireldebatedestatus-2405170/